fbpx

¿CUÁNDO DARLE A UN NIÑO SU PRIMER CELULAR?

celular para niños, seguridad niños, tecnologia

Esta es una de las preocupaciones más frecuentes entre los padres en la actualidad. Es un hecho que los celulares se han vuelto cada vez más indispensables en nuestra vida cotidiana y se hace más difícil retrasar su uso en los más pequeños. Pero ¿cuándo es oportuno que un niño tenga su propio dispositivo móvil?

Aunque no existe un consenso general respecto a la edad adecuada, la mayoría de especialistas está de acuerdo en que antes de los 13 años un niño no debería tener un celular. También piden a los padres que se enfoquen en la pregunta ¿para qué quieres que tu hijo tenga un celular? De tu respuesta dependerá si es oportuno o no dárselo, y qué tipo de celular sería conveniente.

Los pediatras también recalcan la importancia de poner límites cuando los niños empiezan a usar sus propios dispositivos móviles. Establecer horarios y lugares para su uso, por ejemplo: no debe usarlo mientras come, solo puede tenerlo hasta determinada hora de la tarde, entre otras.

También es necesario que te asegures de protegerlo y enseñarle acerca de los peligros que podría enfrentar con el uso de estos aparatos. Para esto puedes utilizar las configuraciones y bloqueos que brindan estos celulares ante páginas y contenidos que son inadecuados o potencialmente peligrosos.

Nuestra responsabilidad como padres es darles a nuestros hijos las herramientas necesarias para aprender a manejar la tecnología y usarla para su beneficio. Antes de comprarle un celular a tu hijo, responde estas preguntas:

¿Lo necesita?

¿Puedo poner límites al uso de estos aparatos?

¿Es mi hijo lo suficientemente responsable?

MENOS TECNOLOGIA = NIÑOS + FELICES

La tecnología es sin duda una herramienta poderosa para buscar información, comunicarnos, emprender negocios y hasta encontrar pareja. Sin embargo, ha sido demostrado por diversos estudios que el acceso a dispositivos móviles y computadores a temprana edad no es recomendable.

Algunos de los problemas derivados de la exposición prematura a celulares o tabletas van desde déficit de atención, conductas agresivas, depresión, ansiedad, hasta dificultad para conciliar el sueño; señales que ningún padre quiere ver en sus hijos. Pero, aunque a veces parece imposible evitar que los niños tengan acceso a estos dispositivos, es responsabilidad de los adultos propiciar espacios y actividades que ayuden a los más pequeños a distraerse y divertirse de una manera sana que contribuya a su desarrollo mental y emocional.

Se ha comprobado que pasatiempos como sopas de letras, rompecabezas, dibujos para colorear, entre otros, favorecen el desarrollo cognitivo de los niños mejorando su capacidad de análisis, concentración, motricidad y lógica.

Por ejemplo, los juegos de encontrar diferencias estimulan su capacidad visual y les permite comprender conceptos sin necesidad de usar palabras. Las actividades relacionadas con números y colores les ayudan a reforzar lo aprendido en el jardín o en el colegio, y una de las bondades más relevantes de este tipo de actividades es que refuerzan la autoestima de los pequeños: llenar un sudoku, descubrir palabras ocultas o resolver laberintos, los hace sentir capaces de lograr sus objetivos.

Así que ya lo saben papás, nunca es tarde para dar a sus hijos las herramientas para convertirse en adultos felices y capaces.

¿TE APASIONA
EL FÚTBOL?

Participa en la
TRIVIA GANADORA

APRENDE, JUEGA Y GANA

¿Hola, en que te puedo ayudar hoy ?
promo-35descuento-historia-mundiales2-04